viernes, marzo 6

De morir, morir en el chigre

Eso pensó un vecín de Trubia al enterarse de la existencia de una nube tóxica de naftalina que asolaba la comarca. Al confirmarse el incendio de 500 toneladas la nociva substancia y pese a que las autoridades y medios de comunicación, instaban al confinamiento en los hogares cerrando puertas y ventanas, parece ser que el mensaje no caló por igual en todo el sustrato poblacional.

Veamos, lo que aparece en portada hoy de la prensa asturiana:
Puestos a escoger...



Puede parecer frívolo el comentario, pero bien pensado y habiendo llegado la hora de morir por inhalación de naftalina: ¿sería mejor estar en el chigre tomando una caja sidra y un pinchín o morir viendo la cara de la suegra con la letanía de que un paisano de verdad hubiera fecho esto y lo otro pa salvar la villa?

Yo doy un paso al frente y os digo: como en el chigre, en ningún sitio.


via: El Comercio

2 comentarios:

fendro dijo...

jajajaj frase mítica onde les heba :DDDDD

Merucu dijo...

conozco yo a más de un que suscribiría eso :D