jueves, septiembre 6

La Masa Nicolasa

En esta entrada quisiera hacer una reflexión en voz alta sobre la posibilidad de crear un cursillo obligatorio para seres humanos que deseen afrontar un embarazo para evaluar sus capacidades psicológicas y alertar de posibles parejas de retrasados que estaban mejor dándole a la zanahoria que trayendo más seres al mundo.

Para muestra un botón, hoy leemos esta noticia en la Voz de Galicia:

Una mujer de Tomiño da a luz en su oficina minutos después de enterarse de que estaba embarazada; si a día de hoy parir fuera de un hospital ya es algo extraordinario, el caso de Beatriz Rodríguez es incluso más curioso ya que no sabía que esperaba a su segunda hija


Vamos a ver, ¿quién se traga esto? Es decir, no dudo de la veracidad del hecho de que Beatriz de 32 años, posó hoy un guaje en media oficina auxiliada por una compañera; pero lo que no cuela es que se enterara hoy de la preñez.

Veamos unos testimonios de la alumbrada y poco iluminada Beatriz Rodríguez:

"De verdad, desconocía que estaba embarazada; fui madre hace quince meses y quedé un poco gorda; yo me notaba barriga, pero como tenía pérdidas y tengo el período un poco irregular no desconfíe nada en ningún momento" (...) "


Ta bien, mujer, ta bien. Así que quedaste un poco gordina después del primer parto ¿eh? Ya chata, pero vamos a ver, una cosa es tener un poco tripa y otra que cuando tienes la barriga tensa como un globo sonda, con algo que te oprime dentro, que notas bamboleo, no lo vas a achacar a que ayer noche cenaste garbanzos Litoral.



Y otro tema es lo del periodo irregular; 15 meses tras el otro parto, osea que pasaron 6 meses hasta que quedó embarazada y todo esto sin periodo. Tu tranquila, pa que vas a ir al ginecólogo; uis que va, con el miedo que da ir de médicos, que fijo que te encuentran algo, mejor te escondes en casa y así no pasa nada.

Por no hablar de Antonio, el marido; Co-autor de este numerazo y sujeto activo de la empresa de preñar a Beatriz (si no se nos escapan más variables). El Toni debe estar ahora que no da crédito. Imaginaros el careto de Toni cuando lo llaman al trabajo desde la oficina de la mujer para decirle que llame a Cofidis para pedir 12.000€ que acaba de tener a un nuevo vástago hambriento, deseoso de pañales y demás gastos.



En definitiva, ¿qué clase de familia de chamarileros son estos? ¿No tienen amigos o familia sin lobotomizar? ¿Alguien les explicó a esta pareja lo que implica copular y sus consecuencias? ¿Beatriz cree que las palabras gestación, o mamografía se refieren a porno alemán?

En fin esperemos que en vez de matriz a Beatriz le coloquen un bol de ensalada para que no pueda tener más sustitos de este tipo, porque ella se lleva sustos, pero no me imagino su marido (que lo que debe estar aguantando en la soledad del hogar este hombre no se paga con dinero).

1 comentarios:

Rosa dijo...

Joer!!!!!!! Te juro que creí que me daba mal de tanto escoñame!!!

Desde luego ye pa sacai la parte chistosa a la cosa, como ficiste tu , porque si te pares a pensalo en serio... tienes toda la razón, dan ganes de "estripar" a la moza en cuestión...

Lo de Cofidís se salióoo, jajjaja!!!