sábado, octubre 25

La envidia en tiempos de crisis

Hasta los cojones estarás de la crisis, normal.

Expresiones como "hipotecas subprime", "hay que volver al keynesismo" o "la desconfianza es el pero de lo s males" has suplantado a otras que manejabas hace unos meses como "que sí joder, que vamos a ascender", "estos del Circo del Sol deben pensar que somos gilipoyas" o la manida "pues parece que refresca".

Te sientes extraño, porque manejas más vocabulario y por una vez técnico, pero sabes que en el fondo no es cosa buena que tu vecina en vez de decirte que estás más alto te dice que no le da la pensión no contributiva. Todo el mundo miagando y eso a lo que lleva es a un cambio.

Y eso se está a empezando a notar en el negocio de los chigres. Son los primeros en quejarse de las subidas de precios. Da igual que sea de la harina que de la gasolina, eso sí, te cobran por una caña 2 euros cuando una lata de Mahou te vale en el colmado medio euro. Pero vamos, ya se sabe que puestos a miagar los chigreros son los primeros.

Eso sí, cuando llega el verano y el sol y se les llena la terraza de foriatos y les clavan tarifa de verano eso es normal.

¿A dónde quiero llegar? Pues que la envidia es muy mala. Atiende:

Sidrería Darío's, Gijón. YA por el nombre te das cuenta que el empresario quier romper con el modelo preestablecido que aconseja yuxtaponer al término sidrería algo asturiano, sea toponímico, futbolero o de otra índole. Aquí se opta por la apuesta segura que es el revival ochentero del apóstrofe. Te soluciona tres papeletas: nunca pasa de moda, es pegadizo y queda claro quien puso les perres.

Bueno pues Darío viendo que entre semana la cosa a la hora de comer estaba mengüando optó por petar el mercado, puso el menú del día el jueves a 1 euro.

1 euro y te ponen sopina, macarrones, parroches, postre y café. Ahora imagínate la aceptación popular de la medida. Pues si la gente haz cola en la Feria por una pegatina de Fernando Alonso durante tres horas hazte una idea de como se pone la calle Pablo Iglesias los jueves a la hora de comer onde el Darío's.

La gente comenta que Darío perdió la chapleta, que será por una promesa o que tan probando venenos entre la clientela. Pero no, en Darío's lo que está pasando es una maniobra de marketing cojonuda. Perdiendo perres el jueves lo que está consiguiendo es que la gente cate lo que sale de la cocina del Darío's recogiendo a posteriori estos jueves locos.

100% ternasco

Pero claro el resto del gremio, que son como putillas envidiosas poco tardaron en calumniar a Darío y a la iniciativa de su departamento de I+D+I.

Ya comentan desde la Asociación de Hosteleros que si no son sociedades de caridad, que si hay que pagar nóminas, licencias de apertura...

Vamos a ver, ¿nóminas? me gustaría saber cuantos de los sudamericanos que echan sidra tienen contrato de verdad y no redactado en servilletas de Pepsi. Y lo de la licencia ya clama al cielo. A ver si también va a ser por eso que cuando te ponen una lubina y paez un muil del Piles y cóbrante 40 euros es por la parte proporcional de la licencia que pagaron en los años 80.

Una de dos, o el consistorio es como la camorra Napolitana Y tiene una división que pasa a cobrar "la lichenchia" para que operen los chigres o estos de la Asociación tienen más cara que espalda.

Lo bueno de la crisis es que vamos a ver de que van a vivir los de la nouveau cuisine y su espuma de criollo sobre vaho de patatas cocidas con uña de piojo de pelo púbico de familia Tudor.

Un diez para Darío's y su sidrería.

Próximamente Tilo's y su bar de precios milagrosos los viernes noche.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Lo malo que el Darios solo esta en Gijon :P. Pero por un euro supongo qye ya habras ido tu no?.

Anónimo dijo...

juasss

Hai q t tragar

xDDDDD