jueves, febrero 26

Pasando fame en Tapia

Así se vio el presidente del Principado, el Sr.Areces, tras la inauguración de las nuevas dependencias del ayuntamiento de Tapia. Una vez más errores de intendencia dan al traste con lo que parecía una alegre inauguración del edificio consistorial.

Parece ser que tras las fotos de rigor y el compadreo habitual, los políticos enfocaron a la sala donde les esperaba el clásico catering para comer de tapeo. Pues bien, el Presidente no encontró pinchos calientes. Como lo oyes, fía, pinchos de tortiella fría, empanada, pollo al ajillo y unes olives. Y TODO DE PALILLOS. Home por favor, tener al soviet supremo y nun sacar unos tenedores y algo caliente...

La cosa ye que por lo visto los del PP dicen haber visto al Presi comer todo eso, bonito con salsina y una tortilla entera a dos carrillos. Este aspecto es negado por el portavoz del PSOE que niegan haber visto aparición de bonito y/o de cubiertos. Muertu fame, el Sr. Areces arrancó para la capital, no sin parar en Otur a comer unos pinchos ya calentinos y más a su gusto. El portavoz apunta además que en cuanto salió el Presidente del edificio consistorial, aparecieron cubiertos, bonito, calamares frescos, mejillón salvaje y un surtido de chupitos.
Que nun pasen fame

Dudas me asaltan tras oír a ambas partes. Bien parece que Areces y su camarilla tengan fama de tener buen saque y estos rumores de gran ingesta pueden haber precedido a la llegada del Presidente a la comarca tapiega; temiendo quedar sin existencias para todos los invitados, pudieron tratar de forzar el abandono de la comarca a la caravana presidencial mostrando manjares hipo-calóricos, pero no por ello menos sabrosos.

También puede ser que el presupuesto dedicado para catering fuera insuficiente para el número de comensales, o bien que los políticos locales consideraran que habiendo fondos limitados para ágapes, que por lo menos éstos quedaran para los tapiegos, asumiendo que los visitantes de fuera que traerían los suyos.

No obstante, no deja de ser lastimoso que un funcionario de clase alta, con esas jornadas de viajes interminables en utilitarios por toda la provincia, pase fame. Y más en esta tierra, en la que para encontrar trabayu podemos acabar desesperados, pero para encontrar donde comer una chopa y beber una caja sidra, tampoco hay que buscar mucho.

Que nun pasen fame por Diox, que si tando fartucos entaman lo que entaman, no quiero ni pensar lo que puede pasar si van afamiaos.

via: LNE

3 comentarios:

pingarates dijo...

Ehí lu tenemos un documentu gráficu de primer orde del Presidente Vicente naguando:
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/5b/Vicente_Alvarez_Areces.jpg

Merucu dijo...

A mí échame una mirada así un paisanu y nun paro de correr hasta Lillo :D

fendro dijo...

Guillotina!!!!

O si non... Samartín!!!!