jueves, junio 7

Cierran un herrikokiosko

Bueno, igual pelín amarillista el titular, pero para el eco que va a tener esto como que me va dando igual. Al grano, acabo de leer en el Periódico de Extremadura que se hacen eco de la clausura de un kiosko en Bilbao, recogiéndolo con el siguiente titular:

Clausurada una tienda de golosinas en Bilbao por vender hachís a menores

Por lo visto un tal K.T. que o bien se llama Koldo o Kalimah como el dios indú (poco probable para un rapazón conocido en Portugalete), vendía entre las piruletas fichas de costo a la muchachada; luego estos jovenzuelos salían a la plaza y se hacían allí sus chismes.


Que bien mirao, es lo que hemos hecho todos; a ver, me refiero a que no había cosa que más le jodiera al kioskero que le compraras las pipas y luego le sembraras la puerta del negocio de cascarujo. Lo mismo pensaría K.T. del olor a herbolario que tenía la plaza gracias a su idea.

La gente ahora mismo está muy alarmada, porque ahora los papis están atando cabos. Sus hijos, ya en la quincena, rollito adulto empezaron hace unos meses a volver a la sana costumbre de pedir dinero "pa bajar a por chuches". Y ya ni que decir tiene el acojone de los padres que tienen críos y por cosas del destino se los crían los abuelos; en especial esas familias que atesoran abuelos medio sordos y que siempre dicen sí cuando el nieto quiere chuches.


Por lo visto le incautaron 49 Huevos Kinder entre las piruletas Kojac estas que llevan chicle dentro. No me extrañaría nada que este fallo de marketink fuera lo que desencadenó el fin de tan lucrativo negocio. ¿A quién se le ocurre mezclar un chocolate, con cosas de chupar y morder?

Esto lo tienes en el mostrador, pones una palabra secreta como "¿tienes txacolí de pica-pica?" y nadie se entera. Pero no, K.T. pecó de codicioso y tuvo que meterlo a granel.


Al final lo de siempre; estoy seguro que la gente sabía que en ese kiosko se horneaban los mejores bollos de chocolate de Vizacaya 2 años antes de que la policía montara el operativo este.

Otro emprendedor que volverá al INEM...

1 comentarios:

Tondo Rotondo dijo...

Las ilustraciones como anillo al dedo...

Recuerdos a Karakola desde la Tarraco Imperial.